La ciudad de la diversión y el espectáculo, con sus famosos hoteles-casino, es un destino fantástico para jugar al golf. En nuestra opinión destacan 2 campos por su singularidad: Shadow Creek y Wolf Creek.

Shadow Creek es uno de los campos donde juega habitualmente Michael Jordan. Es ultra exclusivo y solamente se puede jugar si estas alojado en uno de los hoteles de la cadena Mirage. El gran diseñador Tom Fazio ha creado un auténtico oasis en mitad del desierto. El Green fee incluye servicio de limusina desde el hotel.

Wolf Creek es uno de esos campos que te deja con la boca abierta.

Cuando al hacer el registro en la tienda te hacen firmar un papel de que no se hacen responsables de lo que te pueda pasar con el buggie, ya empiezas a imaginar que se trata de un campo muy especial. Se trata de un campo con unos cambios de elevación impresionantes. Tiene salidas desde los tees en alto, que son sin duda de las más impresionantes que se pueden jugar en el mundo. Ves el desierto de Nevada, con una calle verde oscuro, perfectamente cuidada debajo, esperando la caída de la bola.

Solicítenos presupuesto y más información en la pestaña “CONTACTO”